La dieta que seguimos, una pieza clave para nuestra salud

En los últimos años, el consumo de comida ecológica ha crecido enormemente en nuestro país. No hace mucho tiempo este tipo de productos eran considerados caros y accesibles solo para unos pocos. Además, solo estaban disponibles en tiendas especializadas. Ahora todo ha cambiado, cada vez son más las tiendas y grandes superficies que disponen de este tipo de comida. Su demanda ha crecido considerablemente, pero ¿por qué este creciente interés por llevar una dieta ecológica?

Somos los que comemos: esta cita ha influido enormemente en la sociedad española. No se trata de una moda, cada vez son más las personas concienciadas con la importancia de una dieta saludable para la salud. Una gran variedad de estudios demuestran que el consumo de productos ecológicos es beneficioso tanto para nuestra salud como para los ecosistemas, pero ¿cómo pueden influirnos en nuestro organismo?

En primer lugar, la comida ecológica se caracteriza por la ausencia de conservantes, colorantes, antibióticos, fertilizantes químicos o pesticidas entre sus ingredientes. Aunque estas sustancias ayudan a prevenir las plagas y otro tipo de enfermedades en los cultivos, restan calidad a los productos y, además, pueden dejar restos tóxicos en nuestro cuerpo al consumirlos, pudiendo originar enfermedades como cáncer.

Además de los beneficios expuestos anteriormente, el medio ambiente también se ve claramente beneficiado con el consumo de este tipo de alimentos saludables. Se reduce la contaminación del agua y el aire, contribuyendo así a la lucha contra el efecto invernadero y el calentamiento global. Además, gracias a la agricultura ecológica, la fertilización de los suelos es mejor, favoreciendo la retención de agua y ayudando a que se mantenga el equilibrio hídrico.

¿Cuáles son los productos ecológicos más recomendados?

Sin duda, los productos de temporada. Consumir las frutas y verduras que se cultivan naturalmente en cada estación es lo mejor para nuestra salud, ya que no necesitan aditivos para favorecer su crecimiento ni conservantes para su posterior conservación.

La carne es otro alimento imprescindible que no debe faltar en tu dieta. La normativa obliga a los ganaderos a no suministrar libremente antibióticos a los animales, ya que así pueden crear una resistencia a ciertas enfermedades. La hormona del crecimiento también está prohibida en ganados orgánicos ya que deben crecer libremente para generar carne de calidad.

La leche ecológica es más pura, ya que las vacas que la generan deben estar alimentadas con cultivos libres de pesticidas. Lo mismo ocurre con sus derivados como el queso, yogur o helados. Los huevos ecológicos son otro alimento necesario; provienen de gallinas que han sido alimentadas con grano libre de productos químicos.

En los últimos años las grandes cadenas de supermercados se han hecho eco de la creciente demanda de estos productos. Por ello, muchas como Carrefour, Aldi, Mercadona o El Corte Inglés tienen sus productos Bio. Su precio ha bajado considerablemente debido a esta competencia entre distintos establecimientos.

Una dieta ecológica, libre de tóxicos, ayudará a tu organismo a mantener un buen equilibrio, previniendo ciertas enfermedades, porque una buena alimentación es la base para estar sanos y felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.planifood.com/wp-content/uploads/2017/12/planifood-tu-plan-alimentacion-planifica.jpg);background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 650px;}