La importancia de la luz solar

La vitamina D es sinónimo de salud. Las personas con altos niveles de vitamina D presentan menos cardiopatías, menor incidencia de diabetes, artrosis, osteoporosis, asma y alergias, fatiga, hipertensión…

Cuando tomamos el sol con protector solar bloqueamos la absorción de vitamina D, por lo que es necesario controlar el tiempo de exposición para evitar quemarnos, así como evitar aquellas horas del día de mayor intensidad (especialmente en verano).
Mientras que las quemaduras solares indican mayor incidencia de cáncer de melanoma, las exposiciones reguladores y moderadas lo previenen. Si embargo, el 70% de la población en Europa presenta déficit de la vitamina D.
El ser humano aclaró el color de su piel al salir de África como mecanismo evolutivo de adaptación, para poder aprovechar mejor la radiación ultravioleta en mayores latitudes.

Es complicado obtener la dosis necesaria de vitamina D a través de la dieta, seria necesario consumir 10 huevos diarios, por lo que es imprescindible someternos a exposiciones solares. El tiempo considerado óptimo para la salud varía según el fototipo de cada persona, el horario y la época del año. Para una persona con fototipo tipo IV (piel mediterránea, pelo y ojos oscuros) puede ir desde los 20-25 minutos al día (en verano de 11:00 a 15:00) hasta los 40-60 minutos en resto del año y resto de horas diurnas.

Hay 1 comentario
  1. Gracias por el consejo, no creí que fuese tan importante, aunque es cierto que el mero hecho de salir y tomar un poco el sol hace que te encuentres mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.planifood.com/wp-content/uploads/2017/12/planifood-tu-plan-alimentacion-planifica.jpg);background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 650px;}